Un año de distanciamiento

El Covid19 nos ha confrontado con muchos desafíos. Pero sin duda alguna uno de los mayores retos ha sido el distanciamiento social al que nos hemos visto forzados. Indistintamente de los recursos económicos que cada uno tenga, todos nos hemos visto privados de abrazar a nuestros seres queridos. Tener casa, trabajo o gozar de buena salud ya no nos garantiza el no acabar en una UCI. Sin importar tu procedencia o tus creencias, la inseguridad, la soledad y la distancia experimentada ha sido algo compartido por todos.

Una realidad invisible para muchos

Por desgracia, el distanciamiento social no es algo excepcional para las más de 4200 personas en situación de sin hogar que viven en Barcelona. Se calcula que este 2020, como consecuencia de la pandemia, unas 700 personas más han acabado en esta situación, y durmiendo directamente en la calle ya hay más de 1.200. Para todas estas personas, el distanciamiento forma parte de sus día a día. Esta es una realidad que tenemos muy cerca, pero que preferimos no ver.

Una ola de humanización

Es en este contexto que presentamos #AcercamientoSocial, un movimiento que pretende visibilizar esta realidad y concienciar sobre la importancia de implicarnos. Mediante pequeños grandes gestos que cualquiera puede llevar a cabo, buscamos promover el acompañamiento de aquellas personas que se encuentran más solas y fomentar un cambio de mirada, más cercana y humana.

Acompáñanos y suma esfuerzos

Completa este formulario para sumarte a esta nueva ola de humanización. Enterarte de qué manera puedes involucrarte es #AcercamientoSocial.

Seguirnos en nuestras redes es #AcercamientoSocial